Los distintivos medioambientales y sus implicaciones

Vivimos una auténtica revolución en el mundo de la propulsión automotriz, debido sin duda a la presión que las normativas y la cultura medioambiental van imponiendo a los fabricantes de automóviles. Es un tema cargado de interés especialmente en un sector como el de vehículos de ocasión. Es una incógnita cómo pueda comportarse en el futuro la demanda de vehículos  usados propulsados con sistemas diferentes a los tradicionales diesel y gasolina. En Zeus Teus tenemos el firme propósito de ocuparnos de este asunto con frecuencia y como es lógico contamos con las aportaciones de nuestros seguidores.

Este primer contenido se refiere al uso de los distintivos medioambientales,  qué significan, qué ventajas implica su uso y qué hay que hacer para obtenerlas. Empecemos por el principio. La DGT, es el organismo público que promueve en España el uso de sistemas de transporte menos contaminantes.  Dentro de este objetivo, la DGT establece cuatro tipos de distintivos en función del impacto medioambiental que generan.

Esta categorización tiene su origen en el Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera 2013-2016 (Plan Aire). En dicho plan se establece que

“… tanto las partículas como el dióxido de nitrógeno tienen en el tráfico rodado la principal fuente de emisión en las grandes ciudades y propone la clasificación de los vehículos en función de los niveles de contaminación que emiten.

La  clasificación del parque tiene  como objetivo discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un  instrumento eficaz al servicio de las políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente”.

El detalle de esta clasificación es el siguiente:

Cero

Corresponde a ciclomotores, triciclos, cuadriciclos y motocicletas, turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas, vehículos clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV) y vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

Eco

Azul y verde, este distintivo está destinado a turismos y comerciales ligeros, clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con autonomía <40km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural comprimido (GNC) o gas licuado del petróleo (GLP). Cumplirán además con los parámetros de la etiqueta C.

C

De color verde, deberán llevarla turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. También deberán llevarla vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4, 5 y 6 y en Diésel la Euro 6.

B

De color amarillo, deberán llevarla turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006. También deberán llevarla vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en Diésel la Euro 4 y 5.

Como puede apreciarse, las etiquetas ECO ocupan el segundo lugar en la valoración de impacto medioambiental tras los vehículos 0 emisiones.   

Toyota Prius. Pionero de los vehículos híbridos.

 

Cuáles son las ventajas de la etiqueta ECO y cómo adquirirlas:

Al margen de las evidentes ventajas que suponen para nuestra salud el respirar un aire  menos contaminado, los vehículos con la etiqueta ECO gozan de una serie de ventajas que obviamente tienen que ver con la fiscalidad. Existen bonificaciones de carácter general que rigen en todo el territorio nacional, complementadas con las que proceden de las Comunidades Autónomas. Entre estas ventajas cabe mencionar las siguientes:

-Exención del pago de impuestos de matriculación

-Bonificación de hasta un 80% de los impuestos de circulación.

A estas ventajas se suman los descuentos en aparcamientos regulados, en autopistas de peaje, o el uso del Bus/VAO siempre que la señalización así lo indique.

La identificación del vehículo con su distintivo ambiental es voluntaria, sin embargo la DGT recomienda en su web que el propietario “… lo adhiera en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero, si se dispone de él, o en su defecto, en cualquier sitio visible del vehículo”.

La adquisición del distintivo ambiental puede realizarse de tres formas:

Oficinas de Correos en las que ya se puede adquirir el distintivo ambiental. Pulse aquí

Talleres en los que ya se puede adquirir el distintivo ambiental. Pulse aquí

También puede hacerse con su distintivo ambiental a través de su Gestor administrativo.

Resolución de los distintivos ambientales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies